HISTORIA DEL MUSEO

mamut 1 (1).jpg

En 1983, en la base de una ribera escarpada del río Salinas, se encontraron dos colmillos de mamut. Los hallazgos dieron la pauta para elaborar el proyecto de un museo de sitio, que no solamente mostrara este hecho aislado sino también su contexto histórico y con una estrecha relación con su entorno natural.

En el cauce del río Viejo que cruza el Valle de las Salinas, se encontraba en abril de 1983 un campesino que vislumbraba sobre el talud de la ribera los colmillos y parte de la cabeza de este animal prehistórico, conocido científicamente como Mammuthus Imperator. Se dio aviso a la Universidad Autónoma de Nuevo León y el 11 de abril del mismo año se inició la investigación y el proceso de excavación. Al año siguiente se creó un comité para empezar a llevar a cabo este proyecto cultural. A este objetivo se sumaron los habitantes del propio municipio, participando activamente en el acopio de materiales y objetos de la vida cotidiana de Mina, específicamente del siglo XX. Es así como se inició el diseño de varias de las salas para exhibir la huella de los habitantes del municipio de Mina y su entorno.

El edificio, que anteriormente había sido una escuela, fue utilizado para adaptar el museo. La construcción es del siglo pasado, de anchos muros y techos elevados tipo español, con un patio central y habitaciones a su alrededor. La restauración del inmueble estuvo a cargo del INAH, participando también el ayuntamiento y el Patronato del Museo. Inició sus actividades el 22 de octubre de 1988.

18057908_1368536176516602_3464968889396516736_n.jpg