Mina la Puerta del Desierto

Boca de Potrerillos

¿Don Finito?
 
Ex-Hacienda San Antonio del Muerto
Espinazo, Cuna del Fidencismo
   



Mina, es un municipio de Nuevo León, que cuenta con una extensión territorial de 3915.8 kilómetros cuadrados; nombrado así en honor al General Francisco Javier Mina, quien lucho por la independencia de México.

Mina, colinda al norte con Bustamante y Coahuila, al sur con García, al este con Bustamante, Villaldama, Salinas Victoria, Hidalgo y al oeste con Coahuila.

Mina es rinconcito del estado de Nuevo León lleno de misticismo, con sitios de arqueología, historia, y paleontología, esta última ideal para contribuir al conocimiento turístico del estado.

Se puede visitar lugares de viejas tradiciones, así como profunda y renovada cultura donde conocerá la historia de la región como en nuestra institución Museo de Paleontología, Antropología e historia "Bernabé de las Casas ", en donde en unas de nuestras salas sus exhibimos los restos de un mamut, también podrá apreciar puntas de lanzas y otros artefactos fabricados por el hombre del neolítico.

También puede visitar la zona de "Boca de Potrerillos" ubicada a 14 km. de la cabecera municipal para apreciar los petroglifos hechos por el hombre prehispánico hace miles de años, cuenta con casi cuatrocientas rocas con petrograbados de la época del neolítico. En este lugar se reúnen grupos de personas a observar las estrellas.

La cordialidad de la gente de Mina, caracterizan al municipio como un destino tranquilo junto a un clima caluroso casi todo el año, además del desierto y cerros dotados de historia, que invitan a la exploración. Aproveche su visita a Mina y viva la experiencia de recorrer Espinazo, cuna del Fidencismo.

En medio de la nada, en la inmensidad del desierto, se ubica la Ex-Hacienda San Antonio del Muerto. Un lugar que reta al tiempo y que se ha convertido en un sitio privilegiado por los turistas e historiadores; además de que ha sido escenario de un sin fín de videos y hasta de películas mexicanas.

La Hacienda de San Antonio, mejor conocida como la Ex-Hacienda San Antonio del Muerto formó parte de las tierras que le fueron entregadas a Bernabé de las Casas hacía 1604, este personaje fue muy importante en la época de la colonia y su figura fue clave en los municipios de Mina, El Carmen, Abasolo e Hidalgo.

“El nombre de la Ex-Hacienda San Antonio del Muerto se le dio porque en ese lugar había muchos vados, desniveles de tierra y a uno de ellos se le conocía como el vado del muerto y ese se hallaba justo cerca de esta hacienda.

La Ex-Hacienda San Antonio del Muerto, más que un espejo en la soledad del desierto, es una suma de cosmovisones que inspiran a sus visitantes, mismos que la han dotado de un carácter mágico que los atrae y en cada visita encuentran algo nuevo en la vieja construcción de adobe.

Los petroglifos son representaciones gráficas grabadas en rocas o piedras hechos por nuestros antepasados prehistóricos. Boca de Potrerillos se encuentra ubicado a 14 kilómetros de la cabecera municipal de Mina y a 60 kilómetros de la ciudad de Monterrey; cuenta con miles de petrograbados realizados en piedra caliza y datan de la época del neolítico.

El nombre del lugar se debe a que se encuentra ubicada entre las Sierras de la Zorra y el Antrisco, cuyas laderas forman una boca o entrada en el cañón de Potrerillos.
A principios de los 80’s, el Instituto Nacional de Antropología e Historia de Nuevo León, pudo establecer no sólo las fechas, sino la certeza de que en el sitio se encuentran mayores evidencias de asentamientos humanos, como hornos para cocinar alimentos, habitaciones y algunas tumbas.


Espinazo, se encuentra ubicado a 94 km. de la cabecera municipal de Mina, Nuevo León, y este sitio tiene un interés místico muy particular.

Cuenta la historia que por los años veintes llegó a este lugar un joven con poderes especiales para curar cualquier enfermedad, al que por su fisionomía y voz tan aguda se le conoció como el niño Fidencio.

Fue tal el fenómeno del niño Fidencio, que el presidente Plutarco Elías Calles, mandó hacer una estación de tren en esa comunidad para sanarse él mismo. Al curar el niño Fidencio al entonces presidente Calles, su fama ya de por sí creciente, se extendió por toda la región.

Hoy se puede conocer más de la vida de este personaje.

La historia oficial del "Niño Fidencio" asegura que nació el 13 de noviembre de 1898 en la ranchería de Valle de las Cuevas, Guanajuato, con el nombre de Fidencio Constantino Síntora, y fue traído a este poblado por un tío, un cura a quien le sirvió de acólito.

El "Niño Fidencio" predicó una doctrina de humildad y buscó la salud de los enfermos, su nombre ganó fama rápidamente por todo el noreste de México y llegó al sur de Estados Unidos donde hoy, afirman, se ejerce el "Fidencismo”.

De acuerdo a la historia, el "Niño Fidencio" empleaba un método singular para curar: subía al pirul que está en la entrada del pueblo y desde arriba arrojaba toda clase de frutas y legumbres, que según los especialistas, se trata de una "impacto terapia".

En el interior del templo al "Niño Fidencio", hay un busto de Cristo el cual empleó en las limpias, por lo que hoy en este lugar es conocido como "El Cristo de las Limpias".

Además, está a la vista una vitrina donde se colocaron frascos de cristal que, aseguran, fueron utilizados por el "Niño Fidencio" para depositar en ellos algunos de los tumores cancerosos que extraía de sus enfermos, utilizando para ello sólo pedazos de vidrio o pinzas, sin el uso de anestesia, y sin causar dolor.

Para conocer más acerca de la historia de este personaje, le invitamos a visitar Espinazo, especialmente en los meses de marzo y octubre, que es cuando se realizan las fiestas al mítico personaje.

La música es un lenguaje que permite asimilar en forma maravillosa la cultura de un pueblo. A través de ella Don Finito nos ofrece los temas que recrearon las fiestas de los pobladores del Valle de las SALINAS: Valses, Contradanzas y Música Antigua que interpretados con el marco melodioso del violín de Don Finito nos arrebatan el alma llevándonos hacia el horizonte de los recuerdos.


Cuotas:
- Adultos $25.00
- Niños $15.00.
- Estudiantes con credencial $20.00.
¿Cómo llegar?
El Museo Bernabé de Casas está enclavado a 48 km al noroeste
del área metropolitana de la ciudad de Monterrey, en el municipio de Mina, en el km 36 de la carretera nacional no. 53 Monterrey-Monclova
Visítanos de Martes a Domingo de 10:00 a 18:00 horas.
Síguenos en Facebook